Un recorrido por el pensamiento y las tradiciones de la cultura china a partir de una pintura del emperador Huizong del siglo XI

Desde tiempos antiguos, los deseos de alcanzar una vida próspera, una familia reunida y una sociedad armoniosa han animado las creencias cotidianas y los rituales colectivos más importantes del pueblo chino. A través de determinados colores, formas y signos, una rica cultura visual fue emergiendo para materializar los anhelos y compartir las promesas de fortuna, prosperidad y longevidad.

Las figuras poderosas del dragón y del fénix, la belleza resiliente de ciertas flores, así como la forma y los atributos de animales reales o mitológicos que debían traer suerte o proteger a las personas se convirtieron en elementos simbólicos de gran influencia y atractivo visual. La presencia colorida de estas imágenes, ornamentando los objetos y espacios de uso cotidiano, invitaba a creer en los buenos augurios, mientras que su reiteración en el tiempo fijaba convenciones artísticas y consensos sociales. 

En el ámbito aristocrático de la corte tanto como en las áreas rurales, estos diversos símbolos de lo auspicioso permanecieron vivos y reactualizados especialmente en ocasión de los festejos de año nuevo, inscribiéndose hoy, además, como emblemas de unidad cultural. Las tradiciones de ayer y los deseos para mañana se revitalizan hoy a través de prácticas, imágenes y creencias. En el cielo, el vuelo auspicioso de las grullas bendice a los gobernantes. En la tierra, el reinicio de un ciclo nos invita a celebrar y a reencontrarnos.

¿Qué augurios esperamos para nuestro porvenir? ¿Qué deseos compartimos como pueblo?

Microdocumental. Las grullas del buen augurio

Cuándo

A partir del 20 Nov. 2020
Hasta el 30 Nov. 2020

Dónde

Museo Nacional de Arte Oriental

Av. del Libertador 1902 1° piso Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Buenos Aires